spot_img
- Publicidad -
petro
InicioInternacionalesEspecial | Conozca a los estadounidenses privados de libertad en Venezuela

Especial | Conozca a los estadounidenses privados de libertad en Venezuela

- Publicidad -spot_img
Compartir

Desde hace al menos cinco años varios ciudadanos de nacionalidad estadounidense se encuentran privados de libertad en Venezuela por haber cometido diversos delitos contra la patria. En esta oportunidad Venezuela News expone los casos de cada uno de ellos.

Directivos de Citgo

Bajo las operaciones anticorrupción emprendidas por el gobierno de Nicolás Maduro en la estatal Petróleos de Venezuela, SA (PDVA), en 2017 seis altos cargos de Citgo, la filial de la petrolera en Estados Unidos, quedaron detenidos cuando realizaron un viaje de negocios a la nación suramericana. Según el Fiscal General de la República, Tarek William Saab, estos directivos suscribieron un acuerdo que comprometió a la compañía al colocar sus instalaciones como garantía del negocio. Por ello se les acusó de malversación de fondos.

Estos ciudadanos estadounidenses privados de libertad en Venezuela, recibieron su condena en el año 2020 por el Tribunal de Juicio de Caracas. Desde entonces permanecieron en la sede del Helicoide hasta abril de 2021, cuando se les permitió cumplir la condena en arresto domiciliario. No obstante, en octubre de ese mismo año fueron trasladados de nuevo a prisión, luego de que el gobierno de EEUU secuestró al diplomático venezolano Alex Saab.

Las condenas

Ahora en 2022 el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ratificó las condenas de estos directivos de Citgo. Por los delitos de concierto de funcionario con contratista y asociación para delinquir, sentenciaron a ocho años y diez meses de prisión a:

  • Tomeu Vadell Recalde. Venezolano naturalizado en EEUU, pero de origen español. En Citgo se desempeñó como gerente en las áreas de: ingeniería y servicios técnicos, operaciones de área, planificación estratégica y proyectos de capital.
  • Jorge Toledo Kohury. Egresado de la Universidad Simón Bolívar, en Venezuela. Laboró como vicepresidente de Suministro y marketing en la filial. Además trabajó para la división de Citgo Lubricants en Florida.
  • José Luis Zambrano Colina. Se mudó a EEUU donde vivió con una familia adoptiva en el estado de Louisiana. Más tarde estudió en la Universidad Estatal de dicha localidad, donde obtuvo una licenciatura en Ingeniería Industrial. Poco después comenzó a trabajar para PDVSA y en 1999 lo transfirieron a Citgo Asphalt en Filadelfia. Después siguió desarrollando su carrera desde Houston en Texas.
  • Alirio Zambrano Colina. Cursó sus estudios en la Universidad Estatal de Louisiana, donde se graduó de ingeniero mecánico. Trabaja para la filial desde 1999 cuando ejerció como gerente de Proyectos. Igualmente ocupó los cargos de vicepresidente y gerente de la compañía en la sede de Corpus Christi, en el estado de Texas.
  • Gustavo Adolfo Cárdenas. Estudió Ciencias Políticas en la Universidad de Los Andes, en Mérida. Comenzó a trabajar con Citgo en 2005 como gerente de Relaciones Internacionales. No obstante, el pasado 08 de marzo las autoridades venezolanas lo liberaron. Todo ello en el marco de las reuniones entre el gobierno de Nicolás Maduro y una delegación estadounidense.
estadounidenses privados libertad Venezuela
Venezuela News

Entre tanto, por los delitos de peculado doloso propio, asociación para delinquir y concierto de funcionario con contratista, condenaron a 13 años y siete meses de prisión a José Ángel Pereira Ruimwyk, quien se desempeñó como expresidente de Citgo. Además se le exigió una multa de dos millones de dólares. Dicha suma equivale a 40% del valor de los bienes objeto del delito.

Conozca a los estadounidenses privados de libertad en Venezuela
Foto: Archivo
Exmilitares estadounidenses privados de libertad en Venezuela

El domingo 3 de mayo de 2020, cuando recién iniciaba la pandemia por covid-19, el entonces ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, anunció que Venezuela era víctima de una nueva operación armada. En esa oportunidad los cuerpos de seguridad venezolanos interceptaron una incursión vía marítima que pretendía generar desestabilización y violencia en el país al atentar contra el gobierno.

La misma llevó por nombre «Operación Gedeón« y fue frustrada por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) junto con las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES). Además de la inteligencia popular.

Gran parte de los mercenarios entraron por la zona costera de Macuto, estado La Guaira. Sin embargo, el 4 de mayo, un grupo de pescadores de la zona de Chuao en Aragua, neutralizó otra embarcación que integraba la «Operación Gedeón».

Entre los principales detenidos se encontraban dos exsoldados de las Fuerzas Especiales de EEUU: Airan Berry y Luke Alexander  Denman. Ambos se identificaron como miembros del equipo de seguridad del entonces presidente, Donald Trump.

¿Quiénes son estos mercenarios?
Berry de 41 años se desempeñó como sargento ingeniero de las Fuerzas Especiales del ejército estadounidense desde junio de 1996 hasta octubre de 2013. Además durante ese tiempo estuvo desplegado en tres oportunidades en Irak. Este exboina verde admitió que recibió un contrato de la compañía SilverCorp USA INC, propiedad de Jordan Goudreau. Esto para participar en dicha operación donde tendría que secuestrar al presidente Maduro y llevarlo a EEUU.
Por su parte Denman de 34 años, perteneció a la Armada estadounidense por cinco años entre 2006 y 2011. Allí recibió entrenamiento avanzado sobre tácticas de infiltración. Al igual que su compañero, también recibió un contrato con SilverCorp.
A ambos exmilitares se le imputaron los delitos de: Conspiración, asociación, tráfico ilícito de armas de guerra y terrorismo. En ese sentido los dos reconocieron sus crímenes y recibieron una condena de 20 años y nueve días en prisión.
A diferencia de los exejecutivos de Citgo, los mercenarios Berry y Denman desde su condena siempre han estado detenidos en El Helicoide. De ellos hay fe de vida desde el primer instante de su aprehensión.

Otro intento de terrorismo en Venezuela

Igualmente Berry y Denman no son los únicos exsoldados estadounidenses privados de libertad en Venezuela. Cuatro meses después de la fallida incursión, las autoridades venezolanas capturaron a Matthew Heath de 39 años, en compañía de otras cinco personas en la vía entre Coro y Maracaibo. Al momento de su detención le incautaron un lanzacohetes At4, una ametralladora Uzi y explosivos C4. También llevaba consigo divisas y varias fotos de las refinerías de Amuay y Cardón en el estado Falcón. 

En ese sentido se le imputaron los delitos de terrorismo, tráfico ilícito de armas y asociación para delinquir. Los cuerpos de seguridad venezolanos presumen que intentaría atentar contra ambos complejos refinadores del país.

Además Heath no poseía pasaporte y aparentemente ingresó de manera ilegal a través de la frontera con Colombia. Sin embargo, entre sus pertenencias se encontró una especie de moneda que lo vinculaba con la Agencia Central de Inteligencia de EEUU (CIA).

Igualmente las autoridades venezolanas dieron a conocer que este exmarine también había sido arrestado en Colombia por posesión de armas. En el vecino país el delito es penalizado entre nueve y 12 años de cárcel. No obstante, aún es un misterio como Heath logró fugarse.

Heath perteneció al Cuerpo de Marines de EEUU. Allí se hizo experto en inteligencia de señales. Luego trabajó como mercenario en Irak y Afganistán. Posteriormente trabajó para una compañía de seguridad privada radicada en el estado de Virginia, que lleva por nombre MVM Inc

¿Posible negociación entre EEUU y Venezuela?

En diciembre de 2021, Mark Denman, hermano de uno de los mercenarios estadounidenses privados de libertad en Venezuela habló sobre una posible negociación.

Según dijo durante una entrevista concedida al Diario La Opinión de México, con las conversaciones sería posible un intercambio de Luke Denman y Airan Berry por el diplomático venezolano Alex Saab.

Hasta el momento el gobierno de EEUU no asume la responsabilidad de las acciones que cometieron estos ciudadanos. Todo ello a pesar de que durante sus confesiones admitieron recibir financiamiento del expresidente Donald Trump. Washington por el contrario parece que los dejó en abandono a pesar de ser estadounidenses.

Alex inocente

Entre tanto, las diversas ONG que claman por la liberación de estos detenidos en territorio venezolano, no muestran condescendencia ni por el enviado especial Alex Saab ni por su familia. Todo ello a pesar de que Camilla Fabri, esposa del diplomático, ha narrado en diversas oportunidades las torturas que ha sufrido Saab sobre todo durante su detención injustificada en Cabo Verde.

El diplomático venezolano envió una carta a sus familiares donde aseguró ser víctima de intentos de asfixia y presión psicológica, entre otros tratos crueles. En este contexto, es oportuno recordar que la extracción de Alex Saab fue una clara violación al derecho internacional, pues se irrespetó su inmunidad diplomática.

Su caso es muy distinto al de los mercenarios estadounidenses Airan Berry y Luke Denman. Los mismos enfrentaron un proceso legal por cometer delitos que más tarde confesaron. La operación Gedeón, donde ellos participaron, tuvo como objetivo invadir a Venezuela y asesinar al presidente Nicolás Maduro.


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

Suscríbete a nuestro boletín

- Publicidad -spot_img
Nacionales
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Últimas Noticias
- Publicidad -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí