ONU ordenó a Colombia garantizar justicia a víctimas del paro

0
454
ONU: 28 de los asesinatos del Paro en Colombia fueron a mano de la policía
Foto: Cortesía
Compartir

Un nuevo informe de la ONU reporta denuncias de 63 muertes, la mayoría a manos la policía nacional, ocurridas en Colombia durante las protestas en abril de este año.

Así lo informó la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, a través de un comunicado emitido este miércoles.

En primer lugar, la misiva exhorta al gobierno de Colombia a cambiar su manera de lidiar con las protestas de la población. Esto con el objetivo de evitar más muertes y lesiones de los ciudadanos colombianos, que ejercen su derecho de libertad de expresión, participación y asamblea.

«Entre el 28 de abril y el 31 de julio de este año se recibieron denuncias de 63 personas muertas durante las movilizaciones de protesta en el Paro Nacional».

Específicamente, el documento señala que «el 76% de las muertes se debieron a heridas de bala». La ONU ha verificado 46 de los fallecimientos reportados, dos de los cuales eran policías.

Agrega que Iván Duque debe garantizar el derecho de las víctimas a una reparación individual y colectiva para honrar su memoria.

Asimismo, la ONU señala que el Estado debe reconocer lo sucedido y apoyar adecuadamente a las personas que fueron afectadas por la violencia ejercida en las protestas y que ahora buscan reconstruir sus vidas.

Ahora bien, la declaración de la ONU destaca la responsabilidad del Estado de proteger los derechos humanos sin discriminación y el derecho a la reunión pacífica. «El Estado colombiano no logró mantener un entorno seguro para los manifestantes en numerosas ocasiones», dice el texto.

Recordemos que las manifestaciones iniciaron el 28 de abril y se extendieron por semanas en todo el país. En consecuencia, esta situación se basó en un contexto de profundas desigualdades económicas y sociales agudizadas por el covid-19.

Abuso de fuerza policial

La información recopilada por la ONU encontró motivos razonables para asegurar que al menos 28 de las muertes fueron a mano de agentes de la policía.

Estimaciones revelan que un mínimo de diez de ellas serían responsabilidad de miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía Nacional de Colombia.

De igual forma, las investigaciones de la ONU señalan que diez personas habrían sido víctimas de actores no estatales.

Además, se presentaron motines donde individuos armados atacaron a los manifestantes, en ocasiones con armas de fuego, ante la pasividad de las fuerzas de seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí