Juan Guaidó: La promesa de la oposición que nunca despegó

0
726
Guaidó
Foto: Cortesía
Compartir

Con la renuncia de Julio Borges ante Juan Guaidó quedó al descubierto que el dirigente del partido Voluntad Popular nunca tuvo fuerza política. 

Según un artículo publicado por el Diario El Espectador de Colombia, a Guaidó se le desmoronó el círculo político desde 2019 luego de que una serie de escándalos debilitaran su imagen. Ahora recibe el golpe más duro con la renuncia de Julio Borges, como «comisionado de Relaciones Internacionales del gobierno interino de Venezuela».

Un cargo que no existe en la estructura del Ejecutivo Nacional, tampoco está previsto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; al igual que la figura de «gobierno interino».

Según el artículo, a Guaidó lo terminaron de hundir las divisiones internas, los errores estratégicos y los escándalos de corrupción. Además de eso se sumó la derrota de la oposición en las elecciones regionales del 21 de noviembre.

“La noción del gobierno interino tiene que desaparecer, no podemos seguir con una nómina, con una burocracia que el año pasado llegó a casi 1.600 personas, pedimos eliminar eso por completo, hay que rearmar el rompecabezas”, dijo Borges a su renuncia.

Qué pasó con Juan Guaidó

La coalición opositora, Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que fue la opción más votada en las elecciones parlamentarias de 2015. Sin embargo, en las elecciones del 21 de noviembre quedó siendo «una sombra de lo que fue debido a las profundas y públicas divisiones de su dirigencia y militancia”, así lo señala el análisis del politólogo Xavier Rodríguez Franco en ese artículo.

“La falta de coordinación electoral, la desorganización y la indisciplina en el manejo interno de sus diferencias erosionó la credibilidad de muchas de sus candidaturas”, sostuvo Franco. Sin mencionar que el papel de Guaidó también aportó al desaliento electoral.

El futuro de la oposición con Juan Guaidó

El artículo entrevista a varios analistas entre ellos a Vladimir Villegas, periodista venezolano. El también político refiere que, «La postura ambigua de Guaidó frente a las elecciones regionales también lo debilitó; en algún momento Guaidó llamó a los venezolanos a no salir a las urnas. Sin embargo, su partido tuvo un candidato en Barinas que ganó en las regionales”.

Explica que el futuro de la oposición es más complejo que antes del 21 de noviembre. “La oposición ha sido experta en socavar liderazgos. Algunas partes del G4, que se consideran dueñas de la oposición, no van a querer que Manuel Rosales, quien ganó la gobernación en el estado Zulia, sea candidato único opositor si hay elecciones en 2024. Así como no quisieron en el pasado que fuera Henri Falcón. Tiene que haber un proceso de mea culpa para poder avanzar”, concluyó Villegas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí