spot_img
- Publicidad -
petro
InicioInternacionalesDiplomacia de rehenes: Bélgica pretende pactar con Irán para garantizar energía

Diplomacia de rehenes: Bélgica pretende pactar con Irán para garantizar energía

- Publicidad -spot_img
Compartir

El axioma el fin justifica los medios, pareciera estar cada vez más vigente en diversos ámbitos geopolíticos, y la diplomacia no iba a ser la excepción.

Al punto de que Bélgica podría contemplar llevar a cabo un polémico acuerdo con Irán de intercambio de rehenes.

De esta manera lo refleja un reportaje del medio español El Confidencial, en el cual se sostiene que el gobierno de Bélgica, estaría negociando con la República Islámica de Irán sobre Assadollah Assadi,  a cambio de otros rehenes considerados espías por el gobierno de Irán.

Esto pese a las críticas de diputados del Parlamento Europeo, la oposición iraní, ONG como Amnistía Internacional o congresistas estadounidenses.

La nota refiere que ya  el acuerdo fue ratificado por la comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento belga. Pero que se está a la espera del visto bueno de la cámara baja.

Terrorista por espía

La diplomacia de rehenes, involucraría a Asadollah Asadi, un diplomático de larga trayectoria y que es sindicado de acciones terroristas por parte de Europa.

Assadollah Assadi cumple una condena de 20 años en las cárceles belgas por un ataque terrorista frustrado en Francia en 2018 contra un acto en el que participaban miles de opositores iraníes.

Asadollah Asadi sería una de las monedas de cambio de esta diplomacia de rehenes.

Y por consiguiente, abrir un nuevo espacio para las relaciones entre Europa e Irán, tal y como señala el trabajo de investigación de El Confidencial.

La pieza codiciada por Bruselas, sería Ahmadreza Djalali, un médico iraní con nacionalidad sueca, detenido en 2016, y condenado a muerte por Irán.

De acuerdo a las autoridades iraníes Ahmadreza Djalali, es acusado de pasar información al Mossad, el servicio de inteligencia israelí.

Nuevos movimientos en el tablero geopolítico

Según deja entrever el reportaje de El Confidencial, la jugada de Bruselas, tiene como común denominador acercar posturas con Irán, fuertemente asediadas y bloqueadas por Occidente.

Pero que en materia energética, ayudaría al viejo continente garantizar insumos energéticos, que bien le hace falta.

Dada la incertidumbre que tiene Europa sobre el flujo de gas y escasez energética, así como la inestabilidad en los suministros de alimentos.

Todo ello derivado de la crisis entre Rusia y Ucrania, que tras una oleada de paquetes sancionatorios de la Unión Europea contra Moscú, le está explotando en la cara.

Inclusive otros aseveran que el escenario sería propicio para desempolvar el acuerdo nuclear con Irán, el cual fuera sepultado por el expresidente estadounidense Donald Trump.

«La Unión Europea está determinada a estrechar lazos con Irán. No solo por una cuestión de reequilibrio de poderes. Tras comenzar a desligarse de los hidrocarburos rusos, los europeos se encuentran a la caza de petróleo y gas en mercados alternativos. El invierno se anticipa muy duro. Y nadie duda en la capital comunitaria de las intenciones de Vladímir Putin para cerrar el grifo por completo en los próximos meses» puntualiza El Confidencial. 


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

Suscríbete a nuestro boletín

- Publicidad -spot_img
Nacionales
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
Últimas Noticias
- Publicidad -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí