El estudio que realizó el organismo regulador de la fertilidad en Reino Unido, contó con 19 mil ciclos de muestra. El mismo demostró que la fertilidad por tiempo también es una cuestión masculina.

De acuerdo con los resultados de este estudio, se concluyó que las mujeres de entre 35 y 40 años se producía un «descenso significativo» de la tasa de nacimientos vivos si la pareja masculina tenía 40 años o más.

Tasa de descenso de embarazos por edad masculina

El estudio coloca la atención en un elemento importante, que es que la edad paterna es más significativa de lo pensado en mujeres de una determinada franja de edad. En este sentido, cuando la madre tiene entre 35 y 40 años, la tasa de nacimientos con vida -es decir, llevados a término con éxito- desciende del 32,8% en el caso de hombres menores de 35 años al 27,9% cuando la edad paterna está entre 40 y 44 años.

Y si la pareja masculina tiene más de 55 años, la tasa de nacidos vivos es tan solo del 25%.

La edad de la mujer siempre jugará un papel determinante en los resultados de los tratamientos de fertilidad. Sin embargo, con este estudio no toda la atención se centra en el reloj bilógico femenino sino que también sopesa el masculino.