Festejos y tradiciones: Rusia celebra 11 veces el Año Nuevo 2022

0
342
Compartir

Rusia recibió el Año Nuevo con celebraciones por todo lo alto y se suma a una lista de países que ya están en 2022.

Esto se debe a la rotación de la tierra y la diferencia de horarios que tiene como consecuencia, que algunos territorios entren en el 2022 antes que los países de Latinoamérica y el Caribe.

Por su parte, el presidente del país, Vladimir Putin, ofreció el tradicional mensaje de Año Nuevo a los ciudadanos de ese país.

¿Cuántas veces celebra el Año Nuevo el país más grande del mundo?

En el caso de Rusia, cuenta con 11 husos horarios en todo su vasto territorio. Por tal motivo, el país da la bienvenida al 2022 esa misma cantidad de veces.

Esto justifica que no pocas personas comiencen a festejar desde que el reloj marca las 00:00 en la península de Kamchatka, en el extremo oriental, hasta que la medianoche llega a Kaliningrado, al oeste, por ejemplo.

Historia de la celebración 

Hay que tener presente que en Rusia el Año Nuevo se celebra el 1 de enero desde hace un poco más de 300 años. Según la tradición agrícola rusa, el año tenía su inicio el primero de marzo, mientras que el año civil comenzaba el primero de septiembre. Fue Pedro I quien en 1699 ordenó que se celebrara el mismo día que el resto de Europa, el 1º de enero. Además junto con el decreto del emperador, se importó la tradición de adornar las casas y los lugares públicos con el árbol tradicional.

Tradiciones de antaño

En la Rusia de ese entonces creían que se debía celebrar la llegada del Año Nuevo con vestimenta y calzado nuevo, como signo de una nueva vida. Bajo esa temática, también correspondía retirar del hogar los platos y muebles rotos. Se trataba para ellos de una fecha muy señalada en la que se debía perdonar todas las ofensas, pedir deseos y hacer promesas.

La Noche Vieja era conocida como la noche generosa en donde se debía preparar una abundante mesa festiva, como símbolo de prosperidad para el año próximo.

De otra parte, al sonar las campanas, muchos piensan en un deseo, lo escriben en un trozo de papel quemándolo y luego vierten las cenizas en una copa de champagne y la beben hasta el final. Los que siguen esta costumbre afirman que sus deseos efectivamente se cumplen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí