- Publicidad -spot_img
InicioPolíticaExclusiva | Bernal a 3 años de la Batalla de los Puentes:...

Exclusiva | Bernal a 3 años de la Batalla de los Puentes: La oposición no ha podido recuperarse de esa derrota estratégica (+Video)

Compartir

«Seremos invencibles, siempre y cuando seamos firmes en nuestras convicciones”. Con esta frase el gobernador del Táchira, Freddy Bernal, rememoró la Victoria de la Batalla de los Puentes el 23 de febrero de 2019. Tres años se cumplen de este momento que marcó la historia contemporánea de Venezuela en la zona fronteriza del estado Táchira. Sobre este hecho, Venezuela News, conversó con uno de los protagonistas de esta gesta, en ese entonces protector de la entidad andina.

Bernal no dudó en mencionar que «la fuerza de nuestras convicciones permitió derrotar un enemigo poderoso, armado tecnológicamente, logísticamente y con todo el apoyo internacional”.

Aquel 23 de febrero, del lado venezolano, estaba un pueblo firme en perfecta unión cívico militar, dispuesto a dar la vida en defensa de la soberanía nacional y la patria.

«Con nuestro pueblo, casi descamisado. Como los mismos de Ayacucho, de la Victoria, como los de nuestras batallas de la independencia hace 200 años. Con ellos derrotamos a los enemigos de siempre, los imperios«, recordó Bernal.

Contexto histórico del 23F

El 23 de febrero del 2019, el gobierno de Estados Unidos creía que se habían dado todas las condiciones para lograr con el presidente Nicolás Maduro lo que no habían podido consolidar con el Comandante Hugo Chávez: dar un golpe de Estado, ocupar una nación soberana y ponerla al servicio de sus intereses.

Así lo contextualiza Freddy Bernal al repasar este hecho histórico. «En ese orden de ideas, estos señores encuentran un títere llamado Juan Guaidó» (en enero del año 2019 se autoproclamó presidente de Venezuela en una plaza de Caracas).

Bernal explicó que el gobierno estadounidense de turno hizo creer a Guaidó que era el presidente, no solo a él, también a la comunidad internacional.

La pretensión era clara en ese momento, invadir a Venezuela, «con una especie de Caballo de Troya, con una falsa Ayuda Humanitaria querían hacer de San Antonio del Táchira (municipio Bolívar) una cabeza de playa».

Como parte del plan norteamericano, buscaban establecer  un gobierno paralelo, amparado por EEUU y avalado por los presidentes de Colombia, Paraguay, Chile y el Secretario General de la OEA, quienes se instalaron en el Norte de Santander.

Un momento clave, fueron las de declaraciones internas y de la comunidad internacional, donde señalaban que había las condiciones para derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Estas acciones se consolidan cuando Mike Pompeo (secretario de EEUU) publicó a través de su red Twitter una situación irregular en el Puente Internacional de Tienditas (municipio Pedro María Ureña).

Cuenta Bernal que luego de ese tuit, automáticamente el estado Mayor del Comando Sur amenaza a los militares venezolanos. «Les exigían dejar de acompañar al presidente Nicolás Maduro, de no hacerlo tendrían graves consecuencias contra su propia vida y sus intereses».

El pueblo venezolano, ante estos movimientos y por instrucciones del presidente Maduro, se atrincheró en el puente Unión, en Boca de Grita, municipio García de Hevia, zona Norte del Táchira. También en el puente Francisco de Paula Santander (Ureña) y el Puente Simón Bolívar de San Antonio.

 

Una legión de hombres y mujeres patriotas defendieron la soberanía

Se calcula que cerca de 12 mil hombres y mujeres estuvieron atrincherados, entre milicianos, militares y dirigentes del PSUV, en principio del estado Táchira. Luego, llegaron refuerzos de Mérida, Barinas, Zulia, Portuguesa y la ciudad de Caracas, describió Bernal.

El muro de contención duró aproximadamente un mes, hasta que se concreta la acción  posterior al concierto Aid Live, con la traición de algunos militares (les habían ofrecido 20 mil dólares por desertar).

Además hubo un hecho, la situación de las tanquetas que arremetieron contra las barreras del puente Simón Bolívar que sirvió de campanazo para iniciar la invasión.

Plan de Defensa Territorial Cívico, Militar, Policial y Popular

Para el 23F se había trabajado un Plan de Defensa Territorial Cívico, Militar, Policial y Popular. «Era una estrategia combinada. La misma permitió derrotar las pretensiones del gobierno de los EE.UU, la de cuatro presidentes y demostrar al mundo entero que en Venezuela está el pueblo de los invencibles».

«Para este pueblo, cuando decide volver a sus raíces y levantarse sobre sus propios pies, no existe ni existirá imperio que lo pueda derrotar. Eso es el 23 de febrero del 2019 en nuestra historia contemporánea”, puntualizó.

Resistencia por la soberanía

La derecha venezolana decidió concentrar fuerzas en el Táchira. Hubo una caravana de diputados opositores que se trasladaba por la ruta de Barinas. Las fuerzas populares los detuvieron a la altura del municipio metropolitano de Torbes, próximo a la capital del estado, San Cristóbal.

Otra parte de opositores venían desde el Zulia, por la zona sur del Lago de Maracaibo. Tomaron la vía del Vallado (municipio Lobatera) y fueron detenidos en el camino por fuerzas patriotas.

También hubo un grupo, encabezado por la gobernadora de ese momento Laidy Gómez, que salió sobre las 10 de la mañana desde San Cristóbal. Todos caminando vestidos de blanco.

«Estuvieron a 500 metros de la aduana de San Antonio. Ese fue el grupo que más avanzó. Ellos estaban esperando que, el libertador Juan Guaidó, viniera a derrotar la dictadura de Nicolás Maduro».

Trabajamos la defensa del Táchira y la habíamos articulado con el M/G Bernal comandante de la REDI N°2 Los Andes de ese entonces. El G/D Noroño comandante de la ZODI N° 21 Táchira, el General Urrieta Manriquel, quien era el comandante de la Milicia Nacional Bolivariana y la mayor fuerza que teníamos de resistencia era la milicia. Con ellos teníamos un mes atrincherados.

Táctica de despliegue en Batalla de los Puentes

El día 22 de febrero, tras una reunión con el sector militar se había establecido una táctica de despliegue estratégico para evitar que llegaran tropas enemigas de refuerzo. El centro de la batalla eran San Antonio y Ureña. «El grado de efectividad de ese plan lo logramos en un 90 por ciento».  

La primera autoridad del Táchira, calificó esta acción como una estrategia retardatriz aplicada para combatir al enemigo.

Luego del concierto, organizado del lado colombiano donde se presentaron artistas de la palestra mundial, se calcula que 50 mil personas habían pasado al concierto. Parte de esa gente sería usada como fuerza de choque, junto a paramilitares y delincuentes que ya estaban instalados, precisó Bernal.

Un punto de esta reseña, cuenta que la Cadena Caracol, grabó y mostró a los delincuentes debajo del puente Internacional Simón Bolívar haciendo bombas molotov.

Esas grabaciones se hacían sin ningún rechazo porque según la cadena de noticias colombianas eran los instrumentos de la libertad.

«El día antes con Aristóbulo Iztúriz, Darío Vivas, el general Pinto analizamos los detalles retardatrices de la operación, los logísticos y de movilización».

Parte de las instrucciones dadas sobre las seis de la mañana del 23F era tomar la plaza de la Unidad, ubicada a escasos metros del puente Simón Bolívar.

En otro punto seis mil hombres y mujeres, la mayoría jóvenes, se mantuvieron en el puente de Tienditas. Allí se realizó la contraparte con el concierto por la Paz, promovido por las fuerzas bolivarianas. Del lado del puente Unión (municipio García de Hevia) se instalaran cerca de mil 200 hombres.

Ya sobre la madrugada del 23F, a las cuatro de la mañana, Freddy Bernal manejaba  información sobre una caravana de enemigos que se dirigían hacía El Vallado.

«Activé a los estudiantes que estaban en Tienditas. Estos tomaron tres autobuses y neutralizaron a esos refuerzos enemigos, evitando que llegaran a San Antonio».

Las labores de resistencia se dividieron entre el sector militar, policial y el sector popular. Esta acción combinada dio como resultado lo que hoy se  conoce como la Victoria en la Batalla de los Puentes.

«Se combatió durante 15 horas a la vez, en los tres puentes (Unión, Francisco de Paula Santander y Bolívar). Y en el de Tienditas fue donde menos se combatió. Fue el epicentro mediático porque fue lo que Mike Pompeo sacó», analizó Bernal.

Los próceres de esta victoria moderna

En aquel momento, la dirección nacional del PSUV estableció que cada dos días se hiciera presente un miembro de la dirección nacional y cumpliera guardia.

«Eso lo hicimos durante un mes, con las tropas atrincheradas. Y en el fragor de la batalla estábamos ese día Aristóbulo Isturis, Darío Vivas, Eduardo Piñate y Jesús Farías”.

También estaba un grupo importante de alcaldes de la revolución bolivariana del Táchira, casi todos. «Emblemáticamente recuerdo a Sonia Correa (municipio Panamericano) porque estaba embarazada.

«Ahí vi a los alcaldes de Cárdenas, Junín, Ureña, Bolívar, Guásimos, García de Hevía. Nuestros dirigentes regionales del partido, diputados. Jefes de Calle, UBCh, Comunidades, todos defendiendo la patria».

Un dato importante que reitera Bernal es sobre el cálculo que se manejaba de la cantidad de hombres y mujeres que participaron en la Batalla de los Puentes. «Tenemos con nombre, apellido y cédula 9744 patriotas, el Ejecito Libertador de esa Victoria del 23F».

Sobre esta cifra, Bernal indicó que  todos son unos héroes, «como en todas las batallas también hay héroes anónimos. Recordamos a Bolívar, Sucre y Páez, y no a las tropas».

«Hemos logrado registrar este momento y también los datos de los patriotas, de cada hombre y mujer que actúo en la Batalla de los Puentes«, puntualizó.

¿Qué marcó para Venezuela el 23F?

Para Bernal el 23F marcó el principio del fin de la oposición apátrida venezolana. «Ellos habían venido tomando fuerzas. Hay derrotas tácticas y derrotas estratégicas».

«Les propinamos una derrota estratégica. Derrotamos al Grupo de Lima, derrotamos a la OEA, derrotamos a la oposición interna, derrotamos las pretensiones del gobierno de turno de los Estados Unidos, en una sola batalla».

El diagnóstico es que no se han podido recuperar de esa derrota estratégica. «De ahí vino una debacle a lo interno, desmoralización, se fracturaron mucho más, siguen sus confrontaciones personales».

«Hoy día ¿Quién es Juan Guaidó? La nada. ¿Qué es la dirigencia opositora de aquel momento? La nada», agregó.

Sobre la situación actual de la oposición, Bernal agregó que se encuentran disgregados, enfrentados, acusándose sobre quién es más ladrón, quién tomó más dinero, quién consume más droga, quien contrató a más prostitutas. Ese es el debate ideológico de la oposición venezolana, afirmó el gobernador tachirense.

El 23F marca un quiebre de las fuerzas bolivarianas hacía la oposición, y remoraliza a las fuerzas patriotas. «Recordemos que era uno de los momentos más álgidos de la revolución bolivariana».

«Salimos recargados y esto nos permitió resistir los duros años de las sanciones, bloqueos,  impuestos desde los EE.UU contra el pueblo venezolano. Incluyendo la situación de pandemia. Esa recarga moral del 23F del 2019 se mantiene y aún se expande», concluyó.


“Si quieres visualizar esta y otras noticias desde tu celular, síguenos en TELEGRAM  y mantente siempre informado.»

Suscríbete a nuestro boletín

- Publicidad -spot_img
Nacionales
Últimas Noticias
- Publicidad -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí