Ecocidio: Minería ilegal invadió el río Madeira en Brasil

0
375
minería
Compartir

La Amazonía, el pulmón vegetal del planeta, hoy es víctima del saqueo y la minería. La ONG ambientalista, Greenpeace, denunció la llegada masiva de mineros ilegales (conocidos como garimpeiros) con sus respectivas embarcaciones de dragado al río Madeira, en Brasil.

Así como inició la fiebre del oro en Estados Unidos en el siglo XIX, hace 15 días en las localidades amazónicas estalló el rumor de que en uno de los principales afluentes de la selva, había oro.

Los materiales audiovisuales difundidos por Greenpeace dejan al descubierto la cara más visible del ecocidio. Sí, el mismo metal considerado por los pueblos originarios como «sagrado» hoy es una amenaza y la causa de una desgracia ambiental.

Una línea de al menos 300 balsas reposa en las aguas del río Madeira, a la altura de la comunidad Rosarinho. Desde allí y sin ninguna licencia ambiental, ponen en marcha toda su maquinaria para extraer oro desde las profundidades.

minería

Minería ilegal, un negocio vinculado a la política

Los «garimpeiros« en su mayoría provienen del municipio Humaitá, del estado Amazonas, donde, de acuerdo a las denuncias de la ONG ambientalista, operan desde hace años con el respaldo de políticos y empresarios.

«Lo que estamos viendo ahora es una situación completamente fuera de control», expresó Danicley de Aguiar, uno de los portavoces de la campaña «Salvemos la Amazonía», desarrollada por Greenpeace. Esta tiene por objetivo recolectar firmas contra la minería ilegal y otras actividades que causen daños a la selva.

Según alega el organismo, «Jair Bolsonaro y el Gobierno de Brasil tienen la intención de sacrificar el Amazonas y su biodiversidad para hacer negocio; abriendo sus puertas para que pueda ser explotado, deforestado e incendiado por industrias ganaderas, madereras, mineras y agrícolas».

Los comunidades que residen en las inmediaciones del río Madeira temen que las aguas se contaminen con el mercurio, químico utilizado comúnmente en la minería.

La extracción se ejecuta a través de excavadoras conocidas como dragas, que escarban el suelo y recolectan porciones de tierra que luego se filtra y se le extrae el oro. Luego, esa misma tierra ya procesada químicamente y contaminada se devuelve al agua.

De acuerdo con Aguiar, el río Madeira contiene al menos mil especies de peces ya identificadas. «Es el más rico del mundo en biodiversidad (…) No es un río cualquiera. Estamos hablando de un río importantísimo para el equilibrio de la cuenca amazónica (…) Se trata de un gigante que agoniza con las hidroeléctricas y la epidemia del «garimpo» que nunca fue contenida», señala.

Un trabajo recopilado por el sitio web Mongabay en 2019, reveló que existen «2 mil 312 sitios con actividad minera ilegal y 245 áreas de extracción no autorizadas en las que se explota oro, diamantes y coltán».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí